Testimonios

Educar sin rencor, María 40 años, Jaén

Me llamo María tengo tres hijas y hace tres años me abandonó mi marido por otra mujer, con la cual tuvo otra hija y ahora no se hablan.

No es fácil en medio de este entorno educar en una ambiente cristiano, incluso enseñarles a mis hijas que el matrimonio es único, indivisible y para siempre, a pesar de las dificultades que le ha tocado vivir en su infancia. Horario de visitas, manutención, o una simple fiesta de cumpleaños puede llegar a convertirse en un gran conflicto que me puede hacer perder la paz.

Como mis hijas son lo primero y deseo que ellas tenga una infancia feliz, incluso que sean capaces de querer a su padre sin remordimientos me he buscado una gran aliada: La Reina de la Infancia Espiritual, aprendiendo de su abandono en Dios, en la alegría de los niños, la humildad de saber lo poco que somos. Estoy depositando en Ella la formación de mis hijas para que pueda educarlas con la fortaleza necesaria para que sean capaces de amar con mayúsculas a todo el mundo, sin guardar ningún remordimiento.

Purificación, 65 años, Villanueva (Jaén)

Me llamo Purificación. Soy de Villanueva un pueblo precioso de Jaén. Durante muchos años he cotizado a la seguridad social trabajando en el campo y en lo que me salía.  Hace unos meses me echaron del trabajo faltándome unos meses para cotizar a la seguridad social. En ese momento me encontraba sin trabajo, sin la pensión de jubilación y sin ningún ingreso. Una  gran amiga me entregó una estampa de la Reina de la Infancia Espiritual y me dijo que se lo pidiera a la Virgen. Desde ese momento la estampa me acompaña en uno de mis bolsillos, mientras buscaba un trabajo temporal para cotizar los meses que me faltaban. Aunque la sorpresa de la Virgen estaba por llegar, al mes siguiente me ingresaron la pensión de jubilación con el 100% sin tener que cotizar los meses que me faltaban.


Maite 37 años (Granada)

Soy Maite una madre de familia que tiene tres hijos. Generalmente soy mal pensada, pienso de forma negativa sobre todo lo que ocurre a mi alrededor, lo que me produce un estado de desconfianza continua. Una amiga me habló de  la Reina de la Infancia Espiritual y que la Virgen nos ayuda a hacernos niños. En otras ocasiones le había pedido a la Virgen que me pudiera hacer niña para dejar de desconfiar en todo el mundo pero no lo había conseguido. Ahora cuando me viene un pensamiento negativo me acuerdo que los niños no son desconfiados, no siempre lo consigo pero la Reina de la Infancia Espiritual me está ayudando a ser más feliz.

Sofía 50 años. (Málaga)

Soy madre de familia, tengo hijos adolescentes y las redes sociales se ha convertido en una parte más de su vida. Las estadísticas informan que los niños entran a Instagram sobre los 13 años. Procuro tener filtros y aplicaciones que ayuden a mis hijos a tener un internet seguro en su teléfono, además de hablarles con claridad de todos los peligros que acechan en el espacio virtual (amigos falsos, casas de apuestas, ventas falsas …)

Una vez puestos todos los medios humanos, también pongo todos los medios sobrenaturales rezando una estampa a la Reina de la Infancia Espiritual para que proteja a mis hijos cuando navegan por internet.


2 thoughts on “Testimonios

  1. Cuando vi su estampa me enamoré de ella inmediatamente. Siempre amé a María y cuando viajo a Buenos Aires paso a visitar a la Virgen de los desamparados que son todos niños que se encuentran cubiertos por su manto. Al verla en la estampa una vez mas me sentí esa niñita escondida, que la mira como su mamá tan tierna, tan dulce. Ella desde mi atelier se encuentra en lugar preferencial, siempre me mira y comparte mis alegrías y penas. Mamá de la infancia espiritual renueva mi amor por tu hijo amado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *