Premiados del Concurso de Piropos a la Reina de la Infancia Espiritual

El Convento del Santo Ángel Custodio (Sevilla) a través de su revista Miriam ha otorgado los siguientes premios a seis de los 27 participantes.

Enhorabuena, sin límites al amor de María.

PRIMER PREMIO

Lázaro Domínguez

AMOR

Tú eres todo mi amor, Virgen María,

hermosura de Dios viva, brillante,

acogedora siempre, rozagante,

regazo maternal, dulzura mía.

Tú eres todo mi amor de noche y día.

Desde la clara aurora rutilante

hasta incluso la noche confortante,

tú eres, Madre, mi grata compañía.

Tus ojos son ventanas de luz pura

por donde Dios se asoma con ternura,

con toda su belleza acrisolada.

Y tu rostro es tan límpido y precioso,

tan sutil, virginal y candoroso,

que hechiza de emoción cualquier mirada.

SEGUNDO PREMIO

Adrián Almalé

“Incluso en el agujero más recóndito,

ante la peor de las adversidades,

te basta un susurro

para iluminar el camino hacia la salvación.”

TERCER PREMIO

Joaquín Pereirasu

Vuelvo a ser niño ante María

En la calle con frío,

me abrigaste.

Ante el hueco de la tumba,

me consolaste.

A punto de caer en el vicio,

me salvaste.

Expulsado al exilio,

me amparaste.

Ahogado de soledad,

me acompañaste.

Asolado por la peste,

me curaste.

Condenado al olvido,

me amaste…

Y es que veo en tu mirada mi verdadero reflejo. Volví a ver en tus ojos al niño que fui y había perdido. Tu paz es mi casa, mi patria, mi mundo, mi vida. Madre preciosa María, tus manos me conducen al Reino de los Cielos. Siento tu amor sin límites.

CUARTO PREMIO

Mª. Esther Ruiz

“REINA CELESTIAL”

  Reina de la infancia contemplando tu belleza. Inmaculada amaneces con el sol.

 Gloria de los mortales. Alabanza en el mar. Compañera infantil donando tú gran

 Amor. Estrella brillando el horizonte. Placida invocando ese amor sin límites.

 Eres armonía dulce en los altares. Señora de la prudencia con magna humildad.

Divina gracia acercando las bellas estrellas reflejando la nocturnidad eternal.

Tus virtudes son flores frescas regadas con agua bendecida saciando dorado 

Sueño. Regazos acogiendo a esta humanidad acariciando tu rostro.

QUINTO PREMIO

Pablo Tapias

Madre de eterna Salvación

Piropo de amor sin límites a la Reina de la Infancia Espiritual

Madre,

éste es el mejor piropo que Dios y el hombre pueden darte.

Madre,

piropo de amor por encima del cual solo están el de tu Espíritu, tu Hijo y tu Padre.

Madre,

piropo y palabra de Amor, de gracia y de fe en el que todo se esconde.

Madre,

que como niña creíste y guardaste todo lo que te dijo tu Padre.

Madre,

Reina de la Infancia Espiritual, lluvia de rosas, piropo de la compasión y la misericordia del Padre.

Madre,

piropo por el cual se salvan para siempre todo un Dios, y también el hombre.

SEXTO PREMIO

Pablo Llorca

Solo una podía nacer sin pecado original
Y concebir al hijo de Dios
En su propio vientre, como un niño,
solo tú podías ser Madre misericordiosa, solo tú, por ti, gracias a ti Inmaculadísima, gracias a ti alcanzaremos el Reino de los Cielos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *