Con una nueva mirada

Me llamo M. Mar, soy Franciscana de la Orden Terciaria, de la Coruña. En el mes de febrero conocí la nueva advocación a través de la revista digital mariana Cari Filii, desde ese mismo momento algo se transformó en mi. Siempre he sido cristiana pero desde que conocí a la Reina de la Infancia Espiritual he cambiado mi forma de ver a Dios. Mi infancia se desarrolló en el País Vasco y debido a la tragedia del grupo terrorista ETA aprendí a vivir siendo una desconfiada, hasta el punto que esta presión se reflejaba en mi forma de querer a Dios.

La Reina de la Infancia Espiritual me ayuda a recuperar la inocencia que he ido perdiendo con los años, a confiar en Dios preocupándome solamente de los justo.

Me gustaría comentar que a pesar de encontrarme enferma esto no me impide a compartir la nueva advocación por residencias de ancianos, conventos de las Clarisas y parroquias. El 27 de mayo organizo un evento donde vendrán desde Madrid a hablarnos de la Reina de la Infancia Espiritual y de todos los frutos que está produciendo.

Maria Mar (La Coruña)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *