A problemas grandes soluciones pequeñas

Quiero contar un gran e importante favor que nos ha concedido la Reina de la Infancia Espiritual.
Mi marido tenía un examen muy importante para su trabajo. Era complicado, además de por la materia, porque el idioma en el que tenía que hacerlo no era castellano. Estudiar y examinarse en inglés de dos libros técnicos de unas 700 páginas cada uno, lo tenía muy preocupado. Le habían advertido en el trabajo que tenía que aprobar en esta convocatoria. Tenía que viajar desde nuestra ciudad a Madrid, y antes de irse le di una estampa de la Virgen. Le dije: Miguel, tenemos un problema tan grande, que nos tenemos que hacer pequeñitos. Ella nos va a ayudar. El rezó la noche de anterior y antes del examen. Mis 8 hijos rezaron también a la Reina de la Infancia Espiritual por su padre antes de irse al cole, y a mí me ha tenido toda la mañana (de 9 a 13:00 que duraba el examen)con el Rosario en la mano, la mirada en el Cielo y a la Reina de la Infancia Espiritual en el corazón. Sabía que era Ella la que nos iba a ayudar. A las 13:00 h en punto, me ha llamado mi marido feliz porque había aprobado. Los dos sabemos que has sido Tú, Madre. Es el convencimiento que te pone Ella en el corazón. Gracias. 
Familia Lamet Montiel

Lorena Montiel del Corral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *